PLAY TRANSLATION
Listen in other languages:
Español
English
Português

Parte de la magia de las redes sociales es la infinita posibilidad de compartir contenido con personas de todas partes del mundo, y precisamente por esto, muchas marcas personales y corporativas se han vuelto famosas y exitosas. Ahora bien, no todo tipo de contenido que se sube a redes puede ser catalogado como contenido compartible, y la razón es que las exigencias del público que comparte son bastante elevadas.

Comienza a crear contenido compartible siguiendo estos prácticos consejos

Para lograr contenido compartible en las redes sociales, es importante primero determinar para cuál red social deseas hacerlo, pues cada plataforma cuenta con sus especificaciones y cualidades que hacen que el contenido varíe. Ser específico, te ayudará, por lo tanto, centraremos los siguientes tips en la red social del momento; instagram.

  1. El contenido compartible es humano

Una historia conecta, mueve la fibra emocional y le da un rostro humano a tu cuenta de Instagram. Y aunque no lo creas, esta es la principal cualidad que debe tener un contenido compartible, pues permitirá que las personas se enganchen e incluso se vean reflejadas en la anécdota que le estás contando a través de imágenes, videos e incluso a través del texto que acompaña tus publicaciones.

  1. El contenido compartible le gusta a Google

Esto significa que está optimizado, es decir, que fue inteligentemente pensado para posicionarlo en los buscadores con ayuda de técnicas como el SEO. Esto hace que el contenido sea más visible, aumentando las posibilidades de que las personas lo compartan, porque al estar en los primeros puestos de buscadores, se considera como bueno.

Además de esto, el contenido optimizado es fácil de entender y deja un mensaje bien claro y directo, que permite que las personas se conecten fácilmente con él. ¿En resumidas cuentas? Optimiza tu contenido y hazlo compartible.

  1. El contenido compartible necesariamente es original

Este tema es de suma importancia, pues los usuarios e incluso la misma plataforma penaliza aquellos contenidos que no son 100% originales. Por lo tanto, cuando crees la imagen y el texto a publicar en tu cuenta de Instagram, pon a volar tu imaginación y asegúrate que no se parezca a otra publicación más antigua que la tuya.

  1. Vuélvete el mejor amigo del marketing de contenidos

¿Qué significa esto? Que debes estudiar los temas, los horarios e incluso el tipo de contenido que más le gustó a tus seguidores y con los que hubo mayor interacción, para que los refuerces y lo publiques con mayor frecuencia, aumentando las posibilidades de captar el público de tu nicho de mercado y que éstos se sientan atraídos a compartir con sus seguidores el contenido que publicas en Instagram.

  1. Has contenido compartible positivo

El bien siempre triunfa sobre el mal, y esto no sólo sucede en las películas de superhéroes, también es así en el tema del marketing de contenidos.

Usar las redes sociales, en especial Instagram hace que las personas liberen endorfinas, esta es la hormona de la felicidad y del placer, por lo tanto, queda de maravilla publicar contenidos positivos porque en el fondo es contenido compartible y deseable para todas las personas que utilizan Instagram.

  1. El contenido compartible deja un aprendizaje de valor

De pequeños quizás no éramos los mayores amantes de la escuela, pero resulta que forma parte de la esencia humana el querer aprender cosas nuevas y valiosas todos los días. ¡La vida es una escuela! Y las redes sociales también…

Por lo tanto, concéntrate en brindar noticias, curiosidades, datos importantes que le dejen a tus usuarios un aprendizaje, para que puedan catalogar la publicación como valiosa y terminen compartiéndola en su comunidad de seguidores.

  1. Cuida hasta el más mínimo detalle de la estética

Instagram es una aplicación audiovisual casi en su totalidad. Las fotografías y los videos son los principales protagonistas de esta plataforma tan utilizada en el mundo, especialmente en Latinoamérica, por lo tanto, es justo y necesario cuidar y velar por la belleza estética de las imágenes que allí se publican.

Imagina que de esto dependa que un usuario se detenga a apreciar y valorar tu publicación o simplemente pase desapercibida entre los millones de post que diariamente se suben a la aplicación de la cajita multicolor.

Cuida los colores, la calidad de la imagen, la iluminación y asegúrate de que tú imagen o video sea impecable para que puedas sorprender a tus seguidores y éstos se sientan motivados a compartir tu trabajo. Pero atención, las exigencias del público son realmente elevadas, así que debes hacer tu mejor esfuerzo.

Hacer contenido compartible es un arte que podrás dominar siguiendo los consejos adecuados y buscando la ayuda de un community manager o especialistas en el área. ¡Instagram espera por tu éxito! Así que no lo pienses más y comienza a pensar, planificar y programar el contenido de tu perfil de la red social del momento.